Noticias

Universo Mémora: La muerte como parte de la vida

01/03/2016

La muerte no tiene porqué ser siempre traumática. De hecho, hay finales felices. ¿Acaso existe mayor satisfacción que una existencia bien exprimida? No es fácil. La construcción social nos hace temer el final, y ese es el mayor hándicap para llevar a cabo el buen vivir. Es inevitable, todos moriremos; a partir de ahí, como decía Stanley Kubrick: “Hay que aceptar los retos de la vida entre los límites de la muerte, nuestra existencia como especie puede tener significado genuino y realización. Sin importar cuan vasta sea la oscuridad, debemos proveer nuestra propia luz”.

En el presente monográfico, Maria Die Trill nos ha explicado la estrecha relación entre vida y muerte, y la psicoterapia como medio para ayudar a enfrentar nuestros temores. Además, hemos hablado con Manuel Olivares, quien ha resaltado la importancia de otra dicotomía, la de lo sanitario y lo social, y como estas atenciones no deben excluirse: curar no es siempre el objetivo en un hospital, también lo es cuidar. Tener una vida feliz puede verse completada por un final altruista, como nos han enseñado desde el Taller de Donación del cuerpo, tejidos y órganos; y también por un merecido homenaje, como son las ceremonias laicas, y que no dejan de crecer, permitiendo que la despedida sea personalizada celebrando la existencia del difunto. Somos seres afortunados a los que el azar nos ha recompensado con la vida; tenemos caducidad, pero depende de nosotros irnos con un buen sabor de boca.

Puedes consultar y descargar el monográfico Universo Mémora 'La muerte como parte de la vida' en el archivo adjunto inferior.