Responsabilidad Social

Comprometidos con el medio ambiente

In Arboriam

Plantamos un árbol por cada vida que se lleva un poco de nuestras raíces

Desde Mémora ponemos en marcha In Arboriam, un paso más de nuestro compromiso no sólo con las familias, sino también con el medio ambiente. A través de este proyecto plantaremos un árbol físico por cada servicio funerario realizado en homenaje a los fallecidos y pondremos nuestro granito de arena en la lucha contra el cambio climático.

Perder un ser querido es perder una parte de nosotros así que siempre resulta doloroso para las familias. Por eso, queremos rendir un merecido tributo para que su recuerdo perviva durante generaciones. Esta iniciativa pretende acercar de forma altruista a las familias a sus recuerdos y a sus raíces, con el fin de contribuir positivamente en la gestión del duelo de los propios allegados. El objetivo de es la creación de un gran bosque que rinda homenaje a los difuntos y a su memoria, al mismo tiempo que supone un impacto positivo para el medio ambiente a escala global.

El proyecto #InArboriam lo llevamos a cabo en colaboración con la ONG Tree-Nation, dedicada a la reforestación del planeta. En la primera fase, las plantaciones se harán a nivel internacional, y en la segunda fase, España y Portugal serán los escenarios prioritarios con el fin de acercar los árboles a las familias y tener un impacto socio ambiental de carácter más local.

Te invitamos a conocer el bosque In Arboriam aquí: memora.udianas.net

Ecofunerales

Reducir el impacto del proceso funerario en la naturaleza es uno de los objetivos de Grupo Mémora, que ofrece féretros ecológicos y hace una apuesta decidida por los funerales ecológicos, con la intención de responder al creciente interés social por la sostenibilidad y el respeto hacia nuestro entorno más próximo a través de un servicio enmarcado en la innovación social. 

En este sentido, el ecofuneral, además de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un mínimo del 30%, reduce la emisión de dioxinas tóxicas para la salud. De esta manera, la reducción del impacto medioambiental se consigue gracias a una serie de particularidades implícitas en el servicio: ataúdes de madera certificada y sin barnices tóxicos, urnas biodegradables –confeccionadas con gelatinas, áridos con nutrientes o de sal, que al ser depositadas en el medio acuático (mar, lagos, ríos) se desintegran en menos de 24 horas, y aportan al ecosistema nutrientes beneficiosos y naturales-, utilización de tanatorios con gestión ambiental, uso de flores procedentes de cultivos ecológicos, recordatorios con papel reciclado, transporte del difunto en vehículos combinados, etc.

Féretros y urnas ecológicas

Están fabricados con maderas certificadas que provienen de talas controladas en bosques que se reforestan. Somos pioneros en introducir su uso en el mercado y sustituir el barniz clásico por barnices al agua que se aplican sobre la madera, además de no añadir materiales metálicos y forrar su interior exclusivamente con tejidos ecológicos confeccionados con algodón 100%. Estas mejoras permiten reducir la emisión de dioxinas en el aire durante el proceso de cremación, aparte de incorporar filtros de última tecnología en las instalaciones donde se llevan a cabo, avanzando así en las normativas futuras más exigentes.