Actualidad

Fundación Mémora firma un convenio con Cruz Roja para la cooperación social en Cataluña

06/09/2017
La recién creada Fundación Mémora ha dado sus primeros pasos de la mano de Cruz Roja. Ambas instituciones han firmado un convenio con el objetivo de establecer las bases de cooperación para colaborar en Cataluña en acciones destinadas, entre otras, a mejorar las condiciones de vida de los colectivos atendidos por Cruz Roja, con especial atención a los refugiados.
 
Precisamente uno de los objetivos de este primer gran acuerdo es que la Fundación Mémora ponga a disposición de Cruz Roja y especialmente para los refugiados que acoge en Barcelona tanto sus Espacios de Apoyo como sus profesionales expertos en duelo con el fin de que reciban todo tipo de atención y especialmente la psicológica y social gracias a la experiencia de los profesionales de Mémora en la gestión de pérdidas. En Cataluña, Fundación Mémora cuenta con tres espacios de apoyo ubicados en Nou Barris-Horta (Barcelona), Hospitalet de Llobregat y Girona.
 
“El colectivo de los refugiados es especialmente vulnerable porque sufre un proceso de desorientación por la pérdida de referencias y de duelo por la pérdida o lejanía de sus seres queridos. Los profesionales de Mémora están preparados para ayudarles desde un enfoque multidisciplinar con la sensibilidad necesaria”, ha declarado Antoni Aguilera, presidente de Cruz Roja en Catalunya.
 
El convenio contempla, entre otras acciones, la organización por parte de Mémora de coloquios de sensibilización y seminarios de formación dirigidos al personal técnico y voluntario de Cruz Roja en el ámbito del envejecimiento activo, el fomento de los hábitos saludables, el acompañamiento en el proceso final de vida, el duelo o la intervención psicosocial. 
 
La Fundación Mémora nace con la vocación de dar un renovado impulso a los múltiples proyectos sociales y de sensibilización en relación al proceso final de la vida que ha desarrollado el Grupo durante los últimos 20 años. Todo ello con el objetivo claro de seguir reforzando y promoviendo programas de diálogo con el sector sanitario y social, cuya colaboración es capital para ofrecer un servicio continuo-asistencial que con frecuencia se inicia en centros residenciales y asistenciales.
 
Conjuntamente con los sectores social, sanitario y de apoyo psicológico, Mémora ha impulsado programas pioneros a nivel internacional para la atención a las familias -como la musicoterapia, la arteterapia orientadas a pacientes en fase terminal, la planificación de decisiones anticipadas o la creación de grupos de duelo o Espacios de Apoyo -puntos de encuentro para las familias y profesionales en los que tratar todo lo referente con el proceso final de la vida- o mediante la colaboración en programas de donación de órganos y tejidos, la prevención de la muerte súbita o el desarrollo de ecofunerales, entre otros.
 
En opinión de Juan Jesús Domingo, Presidente de Serveis Funeraris de Barcelona y Consejero Delegado de Mémora, “la creación de la Fundación Mémora reafirma nuestro compromiso con las familias, los profesionales y con la sociedad, y supone un paso adelante decidido y coherente con nuestros valores.” Actualmente, Mémora-Serveis Funeraris de Barcelona presta más de 600 servicios funerarios anuales sin coste destinados a familias de Barcelona sin recursos para hacer frente al pago.
Santiago de Torres, Presidente de la nueva Fundación, ha destacado “la necesidad social de seguir avanzando en la investigación, divulgación y, en definitiva, en el abordaje transversal y multidisciplinar del proceso final de vida”.
 
El patronato de la Fundación está formado por destacados profesionales de dilatada experiencia conformando una visión amplia de la sociedad como Victoria Camps, catedrática de filosofía moral y política de la UAB, Rafael Matesanz, fundador de la Organización Nacional de Trasplantes y asesor de la OMS en materia de donación y trasplantes, o José Antonio Lorente, catedrático de medicina legal y forense de la Universidad de Granada y director de Genyo, centro de genómica e investigación oncológica. Todos ellos bajo la presidencia de Santiago de Torres, médico que ha ocupado cargos públicos relacionados con la salud, y experto en gestión sanitaria y salud digital.
 
La Fundación actuará en cuatro grandes ejes que son la acción social con el objetivo de  proporcionar ayuda a las familias, cuidadores y profesionales que se encuentran frente a un proceso de final de vida; la investigación e innovación para avanzar en la atención continuada entre los sectores sanitarios y sociales; la sensibilización social frente al hecho de la muerte como parte de la propia vida, y la formación dirigida a cuidadores y profesionales que atienden a personas en fase final de vida.
 
El silencio social que acompaña la muerte hace que los profesionales sociales, sanitarios y funerarios demanden formación, apoyo y herramientas para afrontar las dificultades derivadas de la etapa final de la vida de las personas y de sus familiares desde una perspectiva multidisciplinar.